martes, 10 de octubre de 2006

AIRE ACONDICIONADO

No saben cómo detesto el aire acondicionado. Me paso meses y meses esperando a que llegue esta época del año para disfrutar del calor, y cuando finalmente llega, me ponen el puto aire acondicionado. ¿Por qué la gente no sabe o no quiere disfrutar del calor? ¿Por qué no se van a vivir a la Patagonia si les gusta el frío y me dejan tranquilo? Además los aires acondicionados consumen mucha energía y le restan potencial a la industria. Conclusión: además de hacerme cagar de frío, resfriarme y hacerme doler la garganta y todo eso, son unos apátridas.

8 comentarios:

Jan dijo...

¡Horacio presidente dos veces!
Odio los aires acondicionados, si tienen calor prendan un ventilador.

Horacio dijo...

Pero si van a prender un ventilador, que lo apunten para otro lado, porque se me vuelan los papeles.

gus_ dijo...

A mí también me molestan los malditos aires acodicionados y los enfermos que lo ponen a todo lo que da. Menos mal que para este verano vamos a tener flor de crisis energética y en las empresas no van a dejar que la gente lo ponga a full.

Horacio dijo...

espero que en mi laburo se den por enterados

Lucho Bordegaray dijo...

Además, Horacio, los rompebolas que piden el aire acondicionado en verano para tener la oficina ambientada entre los 15 y 18ºC, ¡son los mismos descerebrados que en pleno invierno piden la calefacción para que en la oficina hagan 25ºC!

Horacio dijo...

ah, pero lo de la calefacción está bárbaro, es una bendición !!!!

Tomás Münzer dijo...

apátrida y amoral...

Horacio dijo...

y asincrónico