lunes, 9 de octubre de 2006

QUIOSQUERA CON EXCESO DE SIMPATÍA

Me incomoda mucho ir al quiosco más cercano al laburo. La señora que atiende es muy confianzuda y sufre de exceso de simpatía. Siempre hace algún comentario acerca de si ese día tengo cara de serio o de simpático, le pedís algo y te dice "para usted sí tengo", y esas cosas. Hoy me contó, sin que yo le preguntara, que el fin de semana fue a comer con la hija (o el hijo, no me acuerdo ya). Bueno, la cuestión es que la mayoría de las veces camino una cuadra de más para ir a alguno de los otros dos quioscos y, así, evitarla a ella. Porque una vez que te asomaste para ver si está ella o el viejo, ya no te podés volver atrás... y casi siempre está ella. Bueno, hoy fui igual porque estaba muy apurado y no tenía tiempo de caminar hasta los otros.

2 comentarios:

Tomás Münzer dijo...

un post sin comentarios, cuándo fue esto??? PRI!!!

Franck dijo...

Hola soy administrador de una red de blogs estuve visitando tu página http://irreflexionesarbitrarias.blogspot.com/ y me pareció muy interesante. Me encantaría que pudiéramos intercambiar links y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestros páginas.
Si lo deseas no dudes en escribirme.
Exitos con tu blog.

saludos


Franck
contacto: rogernad08@gmail.com