lunes, 18 de diciembre de 2006

OTRA PARA MÍ

Aborrezco (como todo el mundo, supongo) a los que babosean el cigarrillo. El problema es que soy el number one (como Aníbal). Y no sólo me molesta pitar un pucho baboseado por otro, sino que también me molesta fumar el que tiene mi propia baba. Lo peor es que mojo a la primera pitada, porque estoy distraído. Después presto atención y no lo baboseo, pero claro, ya es tarde. Igual también me embola compartir el cigarrillo, así que no tenés que sufrir mi baba, porque cuando me piden una seca (que, claro, ya no sería tan seca) prefiero convidar uno. Creo que el cigarrillo tiene la medida justa para fumarse uno entero, por eso no me gusta compartir ni convidar pitadas. Eso sí, en caso de que por tratarse de alguna situación muy excepcional te pida una pitada, no te lo mojo, así que no te hagas problemas.

6 comentarios:

CARO dijo...

Nunca, pero nunca, de la millonada de puchos que hemos compartido, me diste un cogarrillo baboseado, ni cuando te robe pitadas, ni nada.
Asi que no es tan asi el tema.
Bechones

Horacio dijo...

bueno, habrás tenido mucha suerte, y no creo que hayamos compartido más de 5 puchos en toda nuestra vida... qué digo 5, más de 3

CARO dijo...

Ya estas tomado y eso que es lunes y son las 5 y cuarto de la tarde.
Hemos compartido muchos puchos.

Horacio dijo...

no no, no comparto puchos yo

Pesimista Necesario dijo...

Coincido. Es un fastidio compartirlo y más cuando está húmedo.

Excelente blog.

Araña dijo...

ahhhh.. yo también babeo los puchos.. es asqueroso, cierto..
lo mìo se ve que es de familia, así que entre todos nos chupamos la baba.. jajaja.. me dio asco!
Un beso