jueves, 21 de junio de 2012

EL FRAUDE MÁS FÁCIL DEL MUNDO

Es muy fácil hacer votar a los muertos en la interna de la UCR porque los presidentes de mesa no pueden distinguirlos del resto de los votantes.